“Pholmis lanata”, planta de bajo mantenimiento

 

Hoy voy a seguir con las plantas indicadas para jardinería de bajo mantenimiento; y lo voy a hacer continuando con plantas de flores amarillas, en este caso la Phlomis lanata.

Esta planta, de la familia de las Labiadas (Lamiaceae), esta familia comprende cerca de 200 géneros y más de 3.500 especies, normalmente con presencia de aceites esenciales, y por tanto aromáticas. Entre sus especies destacar la menta, el romero, la salvia y el tomillo como las más conocidas.

El género Phlomis comprende alrededor de 100 especies diferentes, todas en climas cálidos. En la Comunidad Valenciana es muy frecuente poder localizar la Candelera (Phlomis lychnitis) en pastizales secos, romerales y espartales, y también se puede encontrar, aunque más raramente, la Gresolera (Phlomis crinita Cav. subsp. crinita), la Aguavientos (Phlomis herba-venti) y la Matagallo (Phlomis purpurea). La primera en romerales con gran insolación, la segunda en pastizales vivaces y frescos y la tercera en matojales con buena insolación de zonas marítimas.

  

Foto: http://www.josepmguasch.com/    Foto: http://www.ipe.csic.es/floragon/index.php

Phlomis lychnitis L.   y   Phlomis herba-venti

 

 

Fotos: José Quiles – http://jquiles.webs.upv.es/botanica/silvestres/index.htm

Phlomis crinita   y   Phlomis purpurea

 

Una vez introducido el género, vamos a conocer un poco más a la Phlomis lanata.

Es una planta con unos requeriemientos de humedad en suelo bajos, ideal para nuestros jardines de bajo mantenimiento, ya que resiste bien los periodos secos. Además de suelos secos, requiere buena dosis de insolación. Florece en primavera, con las flores típicas de las labiadas, y de un amarillo oscuro impresionante.

Foto: http://definingyourhome.blogspot.com/

 

El tamaño de este pequeño arbusto suele rondar los 40 centímetros al metro, con un ancho aproximadamente igual, alcanzando hasta el metro y medio de ancho, de forma redondeada.

Resiste temperaturas en ambos sentidos, desde las más altas mediterráneas hasta los 10 ó 12 grados bajo cero.

Foto: http://mediterraneangarden.blogspot.com/

 

Una característica muy interesante de esta Phlomis es lo tormentoso que puede llegar a tener las hojas y los tallos, con una apariencia realmente impactante.

Foto: http://www.plantsafari.com/

 

Es, por tanto, una planta ideal para ese rincón que tenemos en el jardín, a pleno sol, al que no llega el riego o que no queremos regar, si queremos tener una planta siempre verde, con una floración vistosa.

Foto: http://www.bioriza.com

 

También podemos utilizar esta Phlomis en maceteros, tanto altos como bajos, siempre en lugares soleados. También en alineaciones, a modo de seto bajo, para ocultar un aparcamiento, la caseta de la depuradora de la piscina, etc.

En fin, una planta perfecta para zonas a las que queremos darles un nuevo aspecto, con unos colores, tanto en hojas como en tallos y flores, que no dejan indiferente a nadie, y que, hasta ahora, por motivos de sol, falta de riego y suelo seco, no se les ha podido prestar atención.