“Arisarum vulgare” en Jávea

Aquí está la segunda parte de mi visita a Jávea (Alicante).

 

Una de las plantas que más me llamó la atención fue la Arisarum vulgare, también llamada candilillos del diablo o capuchinos.

 

Es una planta de la familia Araceae, cuyas características más detacables son las inflorescencias en espádice (espiga de eje carnoso, rodeada por una espata) y los frutos en baya. Esta familia es la más diversa de las zonas tropicales del nuevo mundo.

Pertenece al género Arisarum, cuyas plantas son hierbas perennes rizomatosas, carentes de tallos aéreos y glabras.

  

La planta me atrajo mucho por la flor tan característica que tiene, que nace directamente de tierra:

  

 

Esto sucede por ser una planta geófita, ya que tiene el rizoma y los tallos bajo tierra. Cualidad que le da una apariencia, por lo menos, especial; dando lugar o a pequeñas formaciones de flores o a poblados grupos de hojas.

  

 

Esta planta se distribuye en todo la costa mediterránea española (incluyendo Baleares), hasta los 300 metros de altura, en terrenos herbosos, pedregosos, de matorrales y bosque.

La flor, con su forma típica de espata, con la "nariz" (espádix) asomada por el extremo, tiene los colores distribuidos en bandas alargadas, normalmente verdosas o blancas y púrpuras. La floración se da en otoño e invierno.

Destacar su toxicidad, debido a la presencia de saponósidos; aun así se puede usar en cataplasma, usando hojas y rizomas. Las principales propiedades son: laxante, diurética, expectorante, afrodisiaca, vulneraria, cicatrizante, bronquítica.

Para ver la espata por dentro, visitar la web de Plantas Silvestres de España, con fotos del interior de la flor. Y en el Herbario Virtual de la Universidad de las Islas Baleares, se puede observar el fruto.

El resto de mis fotos, aquí.

 

Ya seguiré más adelante con la visita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *