Una de cal y otra de arena en la Playa Muchavista

 

Hace unas semanas estuve, por motivos laborales, en la playa de Muchavista, en El Campello.

El caso es que, aunque debía ver unos problemas existentes con los desagües de la carretera (chapuza de la que ya hablaré más adelante) me fijé en la plantas del paseo. Me encontré con unas pobres lantanas (Lantana camara) malviviendo en los alcorques del paseo, fijaos en qué estado están, teniendo en cuenta que estamos en primavera.

 

Pero no creáis que eran un par de plantas sólo, estaban casi todas las lantanas así o peor:

 

 

Yo pensaba, y lo sigo pensando, que la Lantana camara es una planta lo suficientemente fuerte y dura como para crecer y florecer correctamente junto al mar, de hecho es una planta "comodín" para ciertas zonas incómodas para otro tipo de plantas, y con ella se obtiene un arbusto siempre verde, con bastante floración y con un mantenimiento mínimo (un par de podas de formación al año, los riegos necesarios mínimos y poco más) así que no puedo entender lo que les ha ocurrido a estas lantanas del paseo.

He estado investigando sobre la especie y en Infojardín la incluyen en la lista de plantas, tanto para diseñar un jardín junto al mar como para formar setos junto al mar.

La única explicación que se me ocurre que haya soportado temperaturas bajas o heladas este invierno, cosa que considero muy difícil, teniendo en cuenta la situación; como mucho puede ser por culpa de vientos fríos y húmedos, por la cercanía a la costa. Aun así, en Sudamérica, de donde es originaria, pierde las hojas en los periodos fríos, pero no se muere.

Aun así, es una pena que las plantas presenten ese aspecto, llegando incluso a dejar el alcorque casi vacío, así que, aquí dejo un "tirón de orejas" para el Área de Parques y Jardines del ayuntamiento de El Campello. Una de arena para ellos.

 

 

Por otro lado la cal, me gustaría felicitar a aquel que decidió colocar, de manera muy acertada, los palmitos (Chamaerops humilis) del paseo:

 

Los palmitos, junto a los tarajes, le dan un aspecto completamente mediterráneo al paseo, huyendo de los diseños y especies exóticas, que no funcionan en el sentido deseado.

 

Así que, al mismo tiempo que destaco un aspecto un poco triste del paseo, me gusta remarcar lo acertado de la decisión en cuanto a especies (palmito y taray). Es una forma muy buena de dar a conocer nuestra vegetación (no hay que olvidar que el palmito es la única palmácea nativa de la zona mediterránea) y sirve para darse cuenta que las especies forestales (o silvestre) no sólo se pueden adaptar perfectamente a un uso en jardinería, sino que pueden lucirse y embellecer el jardín como la que más.

 

PD: La frase "Una de cal y otra de arena", según el “Diccionario de dichos y frases hechas” de Espasa proviene de cuando no existía el cemento y los ladrillos o piedras se fijaban con mortero, compuesto por una palada de cal (más caro) y otra de de arena (más abundante y menos “noble”). Parece ser que con la intención de ahorrar o de engañar al contratante a veces se echaba más arena que cal.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *