Árboles columnares aislados (y II)

 

Seguimos con los árboles columnares, después de repasar unos pocos en el anterior artículo, nos quedan para este los que yo creo que pueden ser más interesantes para este uso:

 

  • Populus sp.

Dentro del género Populus podemos encontrar cerca de 35 especies, muchas de las cuales son aptas para el uso aislado.

Entre ellos los más conocidos y con mejores posibilidades son  P. alba ‘Bolleana’ (Álamo blanco columanr o piramidal), P. nigra ‘Italica’ (Chopo lombardo) .  Y otro menos usado, y menos conocido, el P. euphratica (Chopo de Elche), que se podría usar y sería ideal por su rusticidad, si existieran plantones disponibles.

Todos estos árboles tienen dos problemas importantes, uno de ellos es el hecho de ser de hoja caduca, con lo que “perdemos” la referencia visual verde del árbol columnar; aunque biesn explotada, esta caraterística puede dejar de ser un problema. Y el segundo gran impedimento para el uso de estos árboles es su floración y los problemas alérgicos que puede conllevar.

Lo mejor de estas plantas, que admiten muy buenas podas, que se pueden utilizar en medio de un prado de césped sin problemas y que les afectan poco las plagas.

 

P. alba ‘Bolleana’ y P. nigra ‘Italica’

Fotos: Infojardín

 

  • Quercus robur fastigiata

La única y grandísima diferencia del “fastigiata” con el roble normal es su porte columnar. 

Este árbol caducifolio puede alzarse hasta 20 metros de altura e incluso 30 y alcanza hasta 3 metros de diámetro, por lo que su situación debe ser en sitios que le posibilite el desarrollo, y, sobre todo, no es apto para zonas pequeñas, porque las anularía completamente.

Tiene poco uso en jardinería España, aun teniéndo la variedad común de manera silvestre en nuestro montes, una pena, ya que podría ocupar el sitio que ocupan en muchos jardines los cipreses, con la característica añadida de la caducidad de las hojas, proporcionando un dinamismo que no proporciona el aburrido ciprés.

Como curiosidad de este árbol comentar que el  nombre específico elegido por Linneo para esta especie, robur, lo empleaban los romanos para designar a los robles y a cualquier tipo de madera dura y de gran solidez.

árboles columnares árbol columnar comlumna topiaria ejemplar aislado

 Foto: http://www.marysplantfarm.com

 

  • Camelia japonica

Este arbusto/árbol perennifolio es el más delicado de todos los de la lista, por motivos que ahora detallaré, pero tiene una contraprestación que no tienen los otros, una floración espectacular desde otoño a primavera.

Con esta planta y un poco de paciencia, podemos obtener uno de los árboles columnares más expectaculares que nos podamos imaginar. El follaje tiene un verde oscuro característico y cubre muy bien todo el porte de la planta, y añadiéndo las flores, se obtiene una planta de hasta 15 metros de altitud con unas flores increibles.

Ahora viene la parte delicada; es una planta de medio sol o semi sombre, llegándose a cultivar en interior en muchas ocasiones, esto nos obliga a buscarle un lugar al norte de nuestro jardines, y con sombra. Por otro lado requiere suelos ácidos, que, en caso de no tenerlo, lo podemos acidificar añadiendo turba rubia, por ejemplo. Además de lo anterior requiere suelos frescos y húmedos, pero bien drenados. Y sufre bastante de plagas y enfermedades, como pulgón, acaros, royas, clorosis, etc.

En jardinería, además de en interior como ya he comentado antes, se puede usar tanto como elemento columnar, como seto y como arbusto en parterres. Gracias a su lento crecimiento y a su aceptación de podas, podemos usarla como setom como arbolito o como arbusto, según nos convenga.

árboles columnares árbol columnar comlumna topiaria ejemplar aislado

Foto: rosaalta (flickr)

 

  • Ilex furcata

Arbusto o arbolito de hoja perenne, como árbol puede alcanzar los 20 metros, aunque por las podas y como arbusto o como columnar no suele pasar de 8 ó 10 metros de altura.

Tiene unas hojas pequeñas y un follaje muy compacto, de color verde oscuro, que le proporcionan una apariencia muy distinguida, las flores, que aparecen en primavera, son blancas y los frutos, en los pies hembra, son bayas de color rojo en otoño, muy apreciadas por los pájaros. Las bayas aparecen siempre que exista algún pie macho cerca, para realizar la polinización.

Con respecto al temperamento, es un árbol de media sombra o medio sol, sobre todo en meses calurosos, en invierno con sol mejorará mucho su follaje. Requiere suelos húmedos y ligeramente ácidos.

En jardinería ornamental es una planta poco utilizada y casi desconocida en España, y es ideal para pequeños jardines,, a poder ser de orientación norte, como elemento columnar, porque su desarrollo no es muy invasivo y se puede controlar sin ningún problema mediante podas.

 árboles columnares árbol columnar comlumna topiaria ejemplar aislado Foto: http://www.marinoniccolai.it

 

  • Taxus baccata fastigiata

Y para el final del artículo me he dejado el que más me gusta y el que es, bajo mi punto de vista, el más elegante de todos.

Si bien es cierto que es una conífera, es muy diferente al resto, ya que la familia de las Taxáceas tiene una cierta diferencia con el resto del orden de las Pinales, por lo menos en lo que a ornamentalmente se refiere.

Esta variedad de tejo puede alcanzar los 6 u 8 metros de altura y unos 2 de ancho a lo sumo; con un porte columnar perfecto, desde el suelo hasta el ápice del árbol. Admite las podas perfectamente, aunque no son muy necesarias para que conserve la forma. Soporta bien prácticamente cualquier tipo de suelo, y no es muy exigente en cuanto a riegos.

Es un árbol de temperamento duro, soporta pleno sol y semisombra.

 árboles columnares árbol columnar comlumna topiaria ejemplar aislado

Foto: Wikipedia

 

Una de las principales diferencias del tejo es su fructificación, ya que las piñas aparecen rodeadas por una especie de fruto carnoso de color rojo, denominado arilo, comestible, que sirve para la diseminación de las semillas por parte de los pájaros. Ese arilo es la única parte del árbol que no es venenosa, el resto de la planta contiene taxina, un alcaloide y el taxol, un terpeno derivado. La dosis mortal se fija en el adulto en beber el líquido resultante de la cocción de 50 – 100 gr. de hojas en agua. Unas pocas hojas pueden resultar mortales en un niño.

Esta es la parte mala de este árbol, su toxicidad, es por ello que no se debe usar en zonas en las que sea probable que haya niños, en zonas en las que estos niños pasen tiempo suficiente como para tener un problema con el veneno.

Otra diferencia con la mayoría de las coníferas es su lento crecimiento, motivo por el cual ha pasado a un segundo plano en la jardinería ornamental actual. Además de como árbol columnar aislado, el tejo también lo podemos usar para formar setos, de cualquier altura o para formar arbustos aislados de topiaria o poda ornamental.

Este es el árbol elegido para el proyecto del jardín de Muchamiel, pero al final se decidió cambiarlo por un Ligustrum por lo motivos antes mencionados de toxicidad, en esa casa vive un bebé que se hará luego un poco más grande y jugará en el jardín, y no nos podes exponer a ese riesgo, a poner dos árboles que puedan suponer un peligo, de ahí el cambio final.