“Cynomorium coccineum” en Crevillente

Esta semana, por motivos laborales, he estado en la Rambla Castelar, en Crevillente (Alicante) y cual fue mi sorpresa al encontrarme en una mota de la rambla esto:

Desde lejos no supe reconocer que era una planta, Cynomorium coccineum, y para ser más exactos, una planta parásita de raíces, principalmente de las especies de la familia de las Quenopodiáceas. Para parasitar las raíces utiliza sus haustorios (órganos chupadores), que salen del rizoma. Necesita de las plantas huésped por no tener clorofila, de ahí el color.

Lo que se ve en las fotos no es la planta en sí, sino la inflorescencia, el resto está bajo tierra el resto del año.

Puede alcanzar hasta 30 centímetros, y es de color granate, aunque con las flores abiertas, normalmente blancas, amarillas o rojas si están cerradas, los tonos varían. La inflorescencia es carnosa, y de color blanco en su interior, con aspecto de tubérculo.

Florece en primavera, pero, por lo que se puede ver en las fotos, por aquí ha adelantado el ciclo.

 

Durante el invierno tiene un periodo de reposo vegetativo en el que la parte aérea desaparece. El periodo de rebrote comienza a final de invierno; en esta fase los individuos pasan desapercibidos ya que el tallo es muy corto y suele quedar semienterrado en el suelo.

El mecanismo de polinización parece ser tanto anemógamo como zoógamo (entomófilo), aunque la ornamentación del polen apoya más esta segunda posibilidad. Entre los visitantes florales censados se encuentran hormigas y dípteros.

Ecológicamnte hablando C. coccineum crece en hábitats salinos de zonas costeras (dunas consolidadas) y depresiones interiores, en matorrales halonitrófilos (suelos con presencia de sales y nitrogenados o influenciados por el hombre), desarrollados sobre suelos arenosos, profundos, a veces temporalmente encharcados, donde dominan las especies de porte arbustivo y caméfitos. Se encuentra en el piso biclimático termomediterráneo, en un intervalo altitudinal comprendido entre 0-500 (-700) m; el ombroclima es semiárido.

Es una especie extendida por la Región Mediterránea y las estepas del SW asiático; las poblaciones netamente asiáticas tienden a considerarse como una subespecie diferente (C. coccineum subsp. songaricum (Rupr.) J. Léonard). En la Península Ibérica crece de forma muy localizada en algunos puntos del litoral mediterráneo desde el Algarve portugués hasta
Alicante y en algunas zonas interiores de la mitad sur peninsular (Albacete, Toledo y Granada). En Andalucía se citó en los arenales costeros de Ayamonte (Huelva), donde no ha sido recolectado recientemente, en la hoya de Baza (Granada) y en los arenales costeros de Almería, en los que se encuentran las poblaciones peninsulares más abundantes.

 

Las poblaciones de C. coccineum suelen estar aisladas entre sí y poseen extensiones reducidas, debido fundamentalmente a su especificidad ecológica y a la fragmentación de su hábitat. Los efectos que produce la herbivoría por conejos y, más raramente, ovejas y cabras, no parecen afectar significativamente al estado actual de las poblaciones.

Durante la Edad Media, los malteses atribuyeron a esta planta poderes mágicos. Las inflorescencias secas de C. coccineum eran empleadas por los cruzados para el tratamiento de problemas sexuales, e incluso utilizadas como ofrenda a los reyes de Europa. En la actualidad algunos pueblos africanos utilizan las raíces como condimento. En Libia se utiliza para fabricar tintes. Algunas tribus nómadas de Iraq utilizan la especie con fines culinarios y curativos. Algunas tribus nómadas de Iraq utilizan la especie con fines culinarios y curativos. En
En algunas zonas de España se usaba para combatir las hemorroides.

Como anécdota, remarcar que es en esta familia donde se encuentran las especies que poseen las flores más pequeñas de las angiospermas.

Todas las fotos las puedes ver aquí:

"Cynomorium coccineum" en Crevillente

 

Entre otras fuentes:

http://217.127.156.146/floresdealmeria/joyas/cynomorium-coccineum.html

http://www.juntadeandalucia.es/medioambiente/educacion_ambiental/EducamII/publicaciones/libro_rojo_flora_tomo2_04.pdf [PDF]

http://herbarivirtual.uib.es/cas-med/especie/5143.html

 

Un comentario:

  1. muy interesante el artículo…
    esta planta la ví en el desierto de tabernas de almería, y supuse que era una especie de jopo, pero vamos no sabía lo especial que es..
    saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *