Una locura en jardinería de interior

 

He encontrado una pequeña locura para jardinería de interior, o por lo menos a mí así me lo parece. También tengo que reconocer, que, aunque en un primer momento pensé que era una tomadura de pelo, ahora, cuendo lo veo, me va gustando e interesando, aunque no para exterior, sino para otros usos.

La locura en cuestión es esta:

 

 

No, no están las fotos al revés, es que son macetas que se cuelgan del techo, con las plantas al revés, podemos comprobarlo en esta otra foto:

 

Como decía antes, es una locura, sobre todo para la planta, y al estrés que se la somete al cambiarle la orientación, fisiológicamente la planta no está preparada, y debe cambiar todo el funcionamiento interno para seguir viva, con todo lo que puede suponer.

La empresa creadora es BOSKKE, una empresa neozelandesa.

Según cuentan en su web (en inglés) con estas macetas lo que se consigue es:

  • Ahorrar agua, hasta un 80% menos de riego que las macetas normales.
  • Ahorrar tiempo y dinero, ya que sólo tendremos que regar las macetas una o dos veces al mes.
  • Purificar el aire que respiramos.
  • Ahorramos espacio en el suelo, de esta manera se pueden planificar los espacios aprovechándolos al máximo.
  • Cambiamos nuestro punto de vista de la naturaleza.

 

 

El 3er punto es común a todas las macetas, pero bueno, imagino que lo incluyen por si alguien lo se acordaba; con respecto al resto de los puntos no me queda más remedio que reconocer que son ciertos, sobre todo el último… Aunque creo que el dinero que se puede ahorrar en mantenimientos tendrá que gastarse en substitución de plantas, ya que la gran mayoría no se adaptarán y morirán.

Aunque en interior me gusta, yo le veo muy buenas aplicaciones en exterior, en porches abiertos o cenadores, para colocar enredaderas, o cualquier otra planta que sí se adapte a estas condiciones, un ejemplo puede ser este poto, aunque en interior, ejemplifica bastante la idea.

 

Os preguntaréis cómo funciona, pues muy sencillo, con un depósito en la parte alta de la maceta, del que directamente se alimentan las raíces de la planta, así se eliminan las pérdidas por evaporación, y se evitan problemas con los sustratos, porque directamente no hay sustrato.

En fin, una vuelta de tuerca de diseño, aplicada a la jardinería, que yo, personalmente, le intentaré dar uso.

 Todas las fotos: BOSKKE

2 comentarios:

  1. Estos los vi yo hace unas semanas, y me parecieron muy originales. ¿Cuándo caerá uno para el piso?

  2. No puedo ver las fotos de las macetas que cuelgal al revés.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *