Una pena de jardineras

 

Hace poco he estado en Alfaz del Pi, por motivos laborales, y, a la entrada del polideportivo, me llamó poderosamente  la atención cómo puede estropearse una obra muy bien hecha simplemente colocanco mal unos tubos.

Foto: Vista general de la entrada

 

El detalle en cuestión es sobre unas jardineras de mampostería, hechas con piedra tipo la Nucía, con ese color amarillo tan característico, resulta que el riego, o no se pensó en su momento, o se hizo mal o directamente se olvidó.

Para subsanar el error del riego, se ha optado por la peor solución que se podía optar, por poner la tubería vista:

 Foto: Detalle del tubo de riego

 

Es una autentica pena que todos los escalones que forman las jardineras estén afeados por los tubos, con lo sencillo que es solucionar el problema, dejando el tubo oculto, de muchas maneras. Podrían haber hecho un pasatubos, podrían haber pasado el tubo por la parte de atrás de las jardineras incluso, para que, aunque lo dejen visto, que se quede en la parte oculta, la menos vista de la obra.

Foto: Detalle del tubo de riego

 

En fin, una lástima, que una entrada tan bien hecha, porque hay que reconocer que la mampostería está bien terminada, se eche a perder por un simple tubo.

 Foto: Detalle del tubo de riego

 

 

3 comentarios:

  1. Sí, estás en lo cierto, se podrñia haber arregladod e muchas maneras, pero está visto que para estas cosas no hay nada como algo que no requiera esfuerzo, vamos una chapuzo. Es algo tan típico, por desgracia.

  2. Hooolaa!!!…aprovecho que estoy visitando los blogs del concurso y te hago una preguntita, sabrías decirme donde puedo conseguir semillas de margaritas? o platans o los bulbos, es que hace tiempo ando en busca de las margaritas de toooda la vida, no las que venden en las floristerías, q

  3. upsss…se me fue el mensaje anterior solo, sin terminarlo, je, lo siento, te decía que las margaritas de ojos verdes de las floristerías están muy bonitas, pero yo ando buscando las margaritas de pueblo, y no las encuentro. Si supieras algo, te lo agradezco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *